sábado, 24 de septiembre de 2016

Renegades & Warp Cults: Medusa Siege Guns

¡Medusa Siege Guns para todos!

Hace un tiempo me dediqué a buscar una alternativa asequible a la artillería de ForgeWorld para el ejército de Renegades and Heretics de 40k, y los Warp Cults para 30k. Encontré algunas maquetas de artillería de la 1a y 2a Guerra Mundial que daban el pego perfectamente. Al final me decidí por los Skoda 30.5cm M1916 Siege Howitzer a escala 1/35 de la marca Takom.


El kit al completo incluye una plataforma de tiro, 3 obuses y una monada de carretilla, que se va de escala con 40k, pero el resto queda bien.


El kit de Forgeworld es brutal peeero se va de precio a 85,95 €. Una pena. Comparando con el kit de Takom, las diferencias son apreciable, pero creo que cumple su función muy bien en el campo de batalla, sobreoto al ser una miniatura inmóvil, por lo que no tenga ruedas tampoco importa.


Una vez montados los pinté como el resto del parque móvil del ejército de renegados que tengo, dándoles un aspecto totalmente corroído y hechos un asco. 

El proceso de pintado fue muy fácil: Imprimación con spray metalizado de Army Painter para luego cubrir toda la superficie con una capa abundante de Typhus Corrosion de Citadel. Una vez seco, le dí un pincel seco sutil por los ángulos de la miniatura con metalizado. Finalmente, le apliqué pigmentos naranjas y marrones directamente en seco por donde me parecía que se acumularía el óxido. Y ya está. Es un pintado bastante guarro, pero queda decente y se pueden terminar los 3 morteros en 2 horas. Espero un día retomarlos para acabar de aplicar efectos de óxido, aceite y porquería en general para darle algo de realismo, pero por ahora ya me valen así.


Como se ve en las imágenes con miniatura al lado, el tamaño es grande, aunque en mi opinión da el pego para Warhammer 40.000. De hecho, está casi a la par con el modelo de Forgeworld.





El nivel de detalle de la maqueta es muy bueno, con varias piezas que simulan el mecanismo de inclinación del mortero y demás.




Los míos los monté sin la plataforma de tiro, porque es realmente grande. Lo que si que monté es la base circular, cosa que ahora no haría. El kit se puede montar sin la base (tiene su truquillo porque la base ayuda a cohesionar el armazón principal, pero se puede perfectamente) y creo que quedaría mejor en la mesa de juego. Además, sin la base circular se podría acoplar al chasis de un Chimera de la Guardia Imperial con un mínimo de modificación, de modo que nos podemos sacar de la manga un Griffon o un Medusa bastante espectacular, incluso un Bombard en el chasis de un Leman Russ.



Este es un kit que se puede encontrar por eBay a precios muy dispares, entre los 25 y 45 €, o incluso en tiendas de modelismo, por lo que se ahorra los gastos de envío. Y sirve tanto para jugadores de Guardia Imperial como Renegados, e incluso Orkos para conversionar la artilleria Grot.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Age of Sigmar: Gore-gruntas

Otra entradita más dedicada a los Orcos de Age of Sigmar conversionados a lo Warcraft.


Quería tener caballería en el ejército, pero las miniaturas de los Gore-gruntas no me acababan de convencer, y como siempre me han gustado los jinetes de lobo de Warcraft, pues el siguiente paso estaba cantado...

Los Gore-gruntas de GW.

Las piezas para cada jinete de lobo son un cuerpo de orco negro, las piernas de plástico de jinete de jabalí antiguo (hay una en la matriz de guerreros orcos de plástico), un par de brazos de Ironjawz Brutes y cabezas de orcos al gusto. El lobo gigante es de los Thunderwolf Cavalry de los Lobos Espaciales de Warhammer 40.000.





La única parte peliaguda de la conversión es unir el cuerpo de Orco negro con las piernas del jinete de jabalí, que hay que cortar plástico en abundancia y luego disimular la unión con masilla. Hice un par de capas de pellejo de lobo con masilla para tapar el tinglado. También esculpí una silla de monta rudimentaria en cada lobo para que el jinete encajara mejor. De todos modos, el jinete va unido al lobo con un clip taladrado por lo que pudiera pasar.









martes, 13 de septiembre de 2016

Horus Heresy: Angron

Hace algunos meses pinté al señor Angron para el compañero que juega con los Devoradores de Mundos. Lo pinté en plan rápido y sencillo pero intentando ser resultón, por el motivo de siempre: si tardo demasiado me agobio y lo dejo a medias. De este modo, ¡por lo menos quedan acabados!


Comencé por una capa de pintura Oro de Vallejo para aerógrafo sobre la imprimación negra, que ya me marcó las luces y sombras de la armadura. Al tirarlo encima del negro no quedó demasiado dorado, lo que fue perfecto porque la armadura es de bronce. Después, varias capas controladas de tinta Agrax Earthshade, dando a cada capa más atención a las sombras. Para acabar la armadura, apliqué el color oro de la capa base, con pincel y cuidado, en las partes donde quería las luces. Luego las parte de cuero rojo, con la fórmula de siempre: Marrón Rojo de Vallejo, tinta Carroburg Crimson de Citadel, y luces con el Marrón Rojo rebajado.



El metal de las hachas y las cadenas lo pinté a pincel con Duraluminio de Vallejo para aerógrafo. Al estar tan diluido me fue perfecto para llegar a todo el detalle minúsculo que tiene esta miniatura. Y luego la típica tinta Nuln Oil de Citadel. Las luces las recuperé con el mismo Duraluminio.

La piel la hice con piel pálida sobre una capa base de gris cielo de Vallejo. Luego le hice las sombras con tinta Serpahim Sepia. Le apliqué algunas luces con gris cielo mezclado con Seraphim Sepia. Y no, no me atreví a hacer los ojos...



La peana la hice con aerógrafo sobre imprimación negra, dando una capa de marrón cuero mezclado con gris medio. Despuées, algo de tinta Agrax Earthshade y pincel seco de marrón cuero muy aclarado con gris cielo. El Astartes que yace muerto lo pinté como un miembro de la Primera Legión, mi ejército: simplemente con un toque de gris con aerógrafo para dar las luces y luego pintar los metalizados. Por último le apliqué un poco de Tamiya Clear Red para simular la sangre.


La capa la hice con una capa base aplicada bastante rasante con aerógrafo de un marrón claro mezclado con algo de gris. Luego le dí otra capa de marrón con menos gris en algunos puntos, para dar una variación de color en el pellejo y no fuera todo igual. Después, tinta muy diluida de Agrax Earthsahde. ¡Final!

Ya llevo dos Primarcas pintados... y ninguno es para mi.... T_T (aunque tenerlo enfrente en el campo de batalla también mola un montón!)

domingo, 21 de agosto de 2016

Age of Sigmar: Ironjawz Brutes

Más orcos!


Esta vez 5 Brutes de los Ironjawz. El diseño de las miniaturas me gusta, pero si fueran un poco más Warcraft style, mucho mejor. Así que me decidí a esculpir bello facial y alguna melena orca, a ver como salía. Ya tuve una buena experiencia con el Jefe Orco al que le puse barba y quedé muy contento, por lo que estaba más motivado esta vez.

Pero antes quería montar las miniaturas sin las placas frontales de armadura, por dos motivos: primero, menos detalles para pintar luego xD Y segundo, así tendría más espacio para esculpir la barba y que no se molestase con la armadura. Peeero, si no se ponen la pieza de armadura frontal, el pectoral del orco se queda con dos boquetes en los pezones donde encajan las piezas.


Me tocaba hacer reconstrucción de pezones de orco...

Fue más fácil de lo que me esperaba. Rellené el hueco con masilla y luego inserté una bolita de esas que se usa en maquillaje y manicura. (Las tenéis a patadas tiradas de precio por eBay buscando "nail beads"). Al insertar la bolita, la masilla de alrededor se levantó ligeramente, lo que ayuda a hacer un pezón de orco más... realista...?


Una vez hechos los pectorales me puse a esculpir barbas y pelo.



Quise probar de hacer una barba trenzada pero me acabé liando un poco. Le clavé un trozo de clip para que actuase de armazón, que si no era imposible de esculpir nada.



Al otro lado de la trenza se ve el íctus que me dio con las líneas y que no supe arreglar. Pero bueno, como va tapado por el arma y el brazo del orco, se disimula. El último paso fue pegar un mechón de una cola de goblin que tenía por la caja de restos.


Por último, como fan de Grom Hellscream, me animé a intentar esculpir un pelazo como el suyo.


Aproveché una cola de orco de plástico que me sobraba y solo tuve que hacer el pelo para atrás y los mechones sueltos. Le dejé demasiado poca frente al aire, pero es que los orcos de warhammer son poco cabezones...



Y finalmente, el pintado como el resto del ejército.












Next coming: ¡Jinetes de lobo orcos!